Ubicación de ductos de combustible ponen en riesgo a mexiquenses

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Pese a que la información sobre la ubicación de los ductos por donde transporta combustible Pemex debe mantenerse reservada, debido a que se considerada parte de la seguridad nacional, los reportes de robo, perforación y ordeña así como los delitos derivados de estos ilícitos, han hecho pública su localización.

De acuerdo con algunos informes de la Secretaria de Seguridad del Estado de México (SSEM) esta infraestructura cruza por al menos, 28 municipios en la entidad en donde se han registrado actos relacionados con el huachicoleo.

Sin embargo a sólo 16 se les considera dentro de los más problemáticos del país por la alta incidencia relacionada con este tema siendo Cuautitlán, Nopaltepec, Otumba, Axapusco, Toluca, Nextlalpan, Tezoyuca, Acolman, Acambay. Ixtlahuaca, Ecatepec, Tepetlaoxtoc, Tultitlán, Teoloyucan, Aculco y Chiautla los más afectados.

De ahí que no sea casualidad el anuncio de programas sociales del gobierno federal en esas 16 municipalidades, con el objetivo de dar alternativas de ingreso económico a los habitantes, cuya economía depende del robo y comercialización ilegal de combustible.

El caso es que no se trata solamente de reducir la extracción clandestina de gasolinas, diésel y otros productos elaborados por Pemex, sino de alejar el peligro de una explosión como la ocurrida en Tlalhuelilpan, en el estado de Hidalgo, con saldo superior al centenar de muertos y otra más de heridos graves.

Sobre todo si se toma en cuenta la densidad poblacional de los sitios donde se tendió la red de distribución de hidrocarburos de Pemex, hace ya varias décadas, pues la mayoría de los sitios estaban suficiente y convenientemente alejados de los centros de población; condiciones que han cambiado radicalmente debido al crecimiento, en muchos casos exponencial, que han registrado los municipios mexiquenses aunado a que en muchos casos las construcciones no respetan el derecho de vía ni de los ductos ni de las vías del ferrocarril.

Dentro de los casos más famosos se encuentra Ecatepec, el municipio más poblado de México y América Latina por el que transcurre una parte del ducto Tuxpan-Azcapotzalco, en donde la densidad habitacional casi no ha dejado espacios para los campos de cultivo ni para la habilitación de parques o áreas naturales generando que los ductos de Pemex estén peligrosamente cerca de las zonas habitacionales, así como de edificios escolares y comerciales. Situación que se agrava aun más a la hora de analizar que las autoridades municipales desconocen la extensión precisa por dónde corre la tubería.

Un caso parecido a este es el de Cuautitlán, municipio que forma parte de la zona metropolitana del valle de México, en donde la urbanización crece de manera acelerada, muchas veces sin el control estricto de las autoridades estatales y municipales.

En cuanto a Toluca, la capital del Estado de México, el ducto Tula-Toluca pasa por el norte del territorio, zona identificada por su vocación rural, con mayoría de población de origen étnico y con un alto grado de pobreza y marginación.

Información dada a conocer por el cuarto regidor del ayuntamiento, Arturo Chavarría, refiere que existen alrededor de 12 kilómetros de ductos entre las poblaciones de San Cayetano y San Andrés Cuexcontitlán, lugares que representan un serio peligro para cerca de 200 mil habitantes que viven, trabajan o transitan por esta zona.

Estas dos poblaciones, junto con la delegación de San Pablo Autopan, registran la mayor incidencia de robo de combustible, según información oficial, de suerte que representa un serio riesgo en materia de protección civil, pues si bien aún conserva grandes extensiones de terrenos cultivables, el no conocer la precisa ubicación de los ductos dificulta medir los riesgos de seguridad para escuelas, viviendas y otras instalaciones.

Por otra parte, la mayoría de los municipios mexiquenses registran un importante desarrollo habitacional, lo cual obliga a la construcción de escuelas e infraestructura urbana, como centros comerciales, hospitales y clínicas; además existen otros como Aculco, que cada fin de semana recibe un importante número de visitantes gracias a su nombramiento como Pueblo Mágico y a que forma parte de la “Ruta de la Independencia” y por consiguiente de los atractivos históricos de México.

Es de subrayar que el Estado de México es la entidad más poblada del país en donde el crecimiento y la proliferación de desarrollos habitacionales es una constante, por lo que solamente Pemex podría determinar las zonas de riesgo para la población derivado de sus ductos transportadores de combustibles.

El problema adquiere tal magnitud a la hora de investigar que, tan sólo en un año, se localizaron cinco mil 161 tomas clandestinas en las cuales de acuerdo con la Secretaría de Seguridad se lograron recuperar 980 mil 218 litros correspondientes 382 mil litros de gasolina, 182 a diésel, 228 mil 900 a gas LP, 24 mil de gas butano y 17 mil 500 de turbosina.

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Tags: